Marlene&Javi

Javi y Marlene son una pareja que no paró de sorprendernos el día de su boda. Ellos son pura magia e hicieron su boda mágica.  Es una de las bodas más auténticas y bonitas que hemos podido fotografiar, totalmente fuera de lo común. Y es que para mí en una boda destaca eso, el hacer tu boda a tu medida, que en todos los aspectos se vea reflejada tu personalidad, y ellos hicieron suya toda la boda, hasta el más mínimo detalle.

Reuniones precias vía skype, conocimos a Javi y a Marlene en un refugio de montaña donde charlamos sobre la boda mientras nos tomamos un largo café caliente donde repusimos fuerzas y nos fuimos a sacar algunas fotos de preboda junto a Mia, Otro y Capitan, los otros 3 protagonistas, a cada cual más simpático y juguetón, de esta bonita historia de amor.

Javi y Marlene decidieron darse el sí quiero en una ceremonia civil al aire libre al pie de un bosque, en la finca Pago de Arinzano, en Estella, Navarra. Con una decoración insuperable de El Arbol floristería, que contaba con un tipi central y un montón de atrapasueños colgando de las ramas de los árboles que lo rodeaban. Lo hicieron todo a su medida, incluso el vestido de Marlene, que era de algodón orgánico, firmado por la diseñadora Isabel Zapardiez. Decidieron celebrar este día tan bonito junto a sus amigos y familiares, pero sobre todo junto a sus 3 perretes, con los que forman una familia maravillosa. Fué una boda super bonita y emotiva, y es que la ceremonia la oficiaba un viejo amigo de Marlene, que nos hizo reír y llorar a la vez. No faltó el pacharan navarro, con el que brindaron por el amor y la amistad. Hicieron un ritual muy significativo para ellos intercambiando las chapas de los tres peques. Después de la ceremonia y el cóctel se fueron acercando a la carpa tan bonita que decoraron con vides las chicas de El Arbol, donde el banquete corrió de la mano de Mahercatering. Finalmente, la fiesta de la mano de Alvaro de 2getherevents no dejó a nadie indiferente, y reímos y bailamos hasta la madrugada.