Marlene&Javi

Javi y Marlene son una pareja que no par√≥ de sorprendernos el d√≠a de su boda. Nada de lo que pas√≥ era com√ļn, porque el grado de implicaci√≥n y emoci√≥n fue tan intenso, que todo lo que hac√≠an lo convert√≠an en magia. Y nosotros est√°bamos all√≠ para inmortalizar esos momentos a trav√©s de nuestras fotograf√≠as de boda.
De hecho, ellos son pura magia e hicieron que su boda fuera mágica. Es una de las bodas más auténticas y bonitas que hemos podido fotografiar, totalmente fuera de lo habitual. Adaptaron su boda completamente a medida con su personalidad, su encanto y su esencia. 
Y es que para m√≠ en una boda destaca eso precisamente, el hacer tu boda a tu medida, que en todos los detalles de la misma se vea reflejada tu carisma, tu forma de ser y tu pasi√≥n, y ellos hicieron suya toda la boda, hasta el m√°s m√≠nimo detalle. Cada rinc√≥n, cada momento, cada fragmento y elemento de su boda era √ļnico. Nuestra parte fue hacer las fotos de boda que reflejaran esa esencia.
En una de las reuniones previas conocimos a Javi y a Marlene. Quedamos en un refugio de monta√Īa, donde charlamos sobre la boda mientras nos tomamos un largo caf√© caliente, logrando reponer fuerzas. As√≠ que nos fuimos a sacar algunas fotos de preboda junto a M√≠a, Otro y Capit√°n, los otros tres protagonistas, a cada cual m√°s simp√°tico y juguet√≥n, de esta bonita historia de amor. Sus tres peludos no pod√≠an faltar, ya que son parte incondicional de esta preciosa pareja. Si quer√©is ver su sesi√≥n de preboda pincha aqu√≠.
Javi y Marlene decidieron darse el ‚Äús√≠ quiero‚ÄĚ en una ceremonia civil al aire libre, al pie de un bosque en la finca Pago de Arinzano, en Estella, Navarra. Con una decoraci√≥n insuperable de El √Ārbol Florister√≠a, que contaba con un tipi central y un mont√≥n de atrapasue√Īos colgando de las ramas de los √°rboles que lo rodeaban. ¬ŅOs lo pod√©is imaginar? Era como un cuento de hadas‚Ķ como si hubiera salido de un libro y se lo hubieran postrado en su boda como regalo. Todo se convirti√≥ en una catarsis emocional incre√≠ble para todos los que lo vivimos. Nos sentimos afortunados de ser sus fot√≥grafos de boda.
Lo hicieron todo a su medida, incluso el vestido de Marlene, que era de algod√≥n org√°nico, firmado por la dise√Īadora Isabel Zapardiez. Decidieron celebrar este d√≠a tan bonito junto a sus amigos y familiares, como suele ser, claro, pero sobre todo junto a sus tres perretes, porque son con los que tambi√©n forman una familia maravillosa.
Fu√© una boda s√ļper bonita, intensa y emotiva. As√≠ son ellos tambi√©n. Que para m√°s inrri, la ceremonia la oficiaba un viejo amigo de Marlene, que nos hizo re√≠r y llorar a la vez. ¬ŅVeis lo que os digo? Todo aqu√©l que abr√≠a la boca para hablar, nos hac√≠a re√≠r y llorar en un mismo discurso‚Ķ ¬°Fue incre√≠ble tanta dosis de emociones!
No faltó el pacharán navarro, con el que brindaron por el amor y la amistad. Valores que jamás deberían faltarnos. Hicieron un ritual muy significativo para ellos, intercambiando las chapas de los tres peques. Curioso y precioso al mismo tiempo.
Despu√©s de la ceremonia y el c√≥ctel se fueron acercando a la bonita carpa que decoraron con vides las chicas de El √Ārbol Florister√≠a, donde el banquete corri√≥ de la mano de Mahercatering. Finalmente, la fiesta concluy√≥ de la mano de Alvaro de 2getherevents y no dej√≥ a nadie indiferente. Re√≠mos y bailamos hasta altas horas de la madrugada. ¬ŅY no es este el fin de la vida? Re√≠r, bailar, emocionarnos y ser felices tanto como podamos y la vida nos permita. Y que nosotros podamos ser vuestros fot√≥grafos profesionales para que jam√°s olvid√©is lo que vivisteis.